LET´S HAVE A KIKI

 

a Franka Polari

 

Uno uno uno uno uno

labro la noche con mis beats y manos

bufecoreando, hermanas, la caída,

chasco los dedos de afinar las líneas

giro en mi misma la confianza pródiga

de vomitar a toda inventadísima

en el danzante Vogue Apocalista.

Revelo el fin de todo lo fijado

del odio y estereópito falínico,

pasarelo gallarda y loca plena

con mirada Chanel manocintúrica

que vaivena un final risaperreante.

Congratulo el sabor de arrasaposa

con ritmo de las cuerpas abiertónicas

torciendo lacios pasos taconidos.

 

Dos dos dos dos dos

Deten tu pose, manotea el sentido

pelea tu suerte de mujer rabiosa

retráete, perra, te conjuro al suelo

y reza el piso de tu himno fémino,

cae y vuelve a caer, no te levantes

que desde abajo pega más el lodo,

taconamística el andar de pato

y abre las piernas torcidamenazas

para batallas accionar con garras.

Sorbe ese beat y vuélvete maestra

de la frialdad escudo en una estatua

que elegantizas de segura Diosa.

Pule tu rostro delicado y mísero

en cada manoserpentear el aire

víboramira a la rival en turno

vuélvele polvo el coño con tu baile

devoralísale el peinado insulso

vúlvale el ritmo de bailar torcida

hazla que pague caro el no ser perra

dale perlas y cerdos, sé el chiquero

donde se fundan de labial y rímel,

pélale el cuerpo con piruetas bravas

muérdele el rabo con siluetas mántricas

cázala bruja con tu risa sáfica

trenza sus sueños con tu instante pose

coronallévate la noche negra.

¿A qué hora vas por las tortillas, perra,

para cobrarte el aire que respiras?

Taconiclávale la cruz de Crista

para que gima de placer voguero

y frena todos tus impulsos púbicos

al sonar la trompeta de la bestia

en reclamo final de un baile orgásmico

que santifica esta batalla femme.

 

Tres tres tres tres tres

Congelarítmate de drama espejo

para corona estrella de tus pechos

de Virgen leche en el juntar las manos

que condenó la esencia a no ser pulcra,

“santificado tu rencor nos guarde

de ser abyectas por los siglos poses”,

frenar en seco y resetear la mancha

pausar la rima y habitar la pausa

y proclamar dignífica en la pista

la triunfal posemística detente.

 

—César Cañedo

 

 

César Cañedo nació en El Fuerte, Sinaloa en 1988. Doctor en Letras por la Universidad Nacional Autónoma de México. Poeta, atleta, profesor, crítico literario, escritor e investigador. Maestro en Letras Mexicanas y Licenciado en Lengua y Literaturas Hispánicas por la UNAM. Fundador y codirector del Seminario de Literatura Lésbica Gay, UNAM.

 

 

 

 

 

 

Déjanos un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*