Seis poemas de Ingrid Bringas

No

Hay algo en esta tierra que no puede pronunciarse además de la palabra

desaparición

el acto mágico del adiós

despedirse de las aves

despedirse del canto antes de la primavera

tengo la sensación que todo debe desaparecer

los significados del cuerpo

la dictadura que llevamos entre las piernas

desapareceremos y quedarán nuestros corazones

nuestros zapatos

y será prometedora la memoria para el que ame y olvide

la memoria del agua te nombrará más nunca te traerá de regreso

en su

oleaje de agua salada que sabe a lágrimas de muerto.

 

Dermis

Esta sangre madura palabras debajo de la dermis

traza una geometría invisible

traza una voluntad

un músculo

¿qué hay debajo de la piel?

su simetría

una gramática apenas

un nombre

una lengua que aprende , le recorre la sangre

debajo de la dermis se escuchan voces

la de la supervivencia –la del llanto que salpica a los otros.

 

 No escribas poemas sobre la guerra

sobre la mujer que amas y te ha dejado

NO LO HAGAS.

No hagas poemas sobre tu perro que ya ha muerto

tu abuelo y sus vivencias

 

escribe por el contrario de una pared desnuda

de una mujer despreocupada

o de objetos desconocidos

 

no escribas poemas sobre ciudades que a nadie le importan

ni religión ni obras de arte

 

escribe sobre como construir una nave

un poema que te acompañe siempre

 

no hagas caso de la gente

escribe

escribe

escribe

un poema que sea un incendio.

 

Apuesta Western en una pista de baile

vamos a pasarnos el humo

vamos a correr como caballos

vamos a enamorarnos como imbéciles

vamos a comer humanos

vamos como humanos imbéciles entre el humo a enamorarnos como caballos.

 

Beta o VHS

 Un video porno también es un poema

las cámaras de TV están tristes

un poema es migajas para pájaros

el porno es una bufanda tejida para extraños

te muerde la mano el dolor visionario del futuro

no te dice nada la canción prohibida , las heridas de tu ciudad

un video porno también es un poema

donde escuchas voces interiores , un campo minado de nostalgia

amarnos de muerte natural

porque el amor es un grito consumido en la niebla

un video porno también es un poema que le pone un altar a nuestros cuerpos deformes.

 

Migraciones I

La tierra donde vivo es salvaje

Tiene la enfermedad del pueblo, la taquicardia

La mujer que me corta el pelo me habla del último muerto en el pueblo

Murió de un paro

Le sacaron el corazón luego

Se lo ofrendaron al río

La temperatura de sus aguas cambio después de eso

Amé a una mujer en sus orillas, el río ardía

Se nos habían quemado las manos.

 

Migraciones II

Pensar que por eso lloramos, empezamos a recordar las cosas y empezamos a echar de menos a todo el mundo. Pensamos en la sangre de los otros en sus olores

en su fruta, todos esos nombres anónimos que te han amado sin piedad que han acobijado tu cuerpo.

Pensar en el bostezo del otro, en la muerte del otro, los recuerdos son como machetes en la noche, pensamos en el otro

Hombre

Paloma

Mujer o sueño

Pensamos en el otro como coloquio , como carne herida , descubrimos al otro

A través de sus calles sin historias, de sus manos sin ojos, las motos abren paso

los hombres que han venido de fuera, nuestros hombros cargados de violencia.

—Ingrid Bringas

 


 

Ingrid Bringas (Monterrey, 1985) colabora con poesía en diversas revistas impresas y digitales tales como Cuadrivio, Síncope, Hysteria, Errr Magazine, Periódico de poesía de la UNAM, así como en el periódico La Jiribilla de Veracruz. Es creadora y editora del fanzineCosmonauta. Aparte de su obra ha sido publicada en editoriales cartoneras en Sudamérica, España y Francia.

Déjanos un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*