Tres poemas de Luis Eduardo García

 

 

 

Y SI BUSCARAS LA CABEZA SÓLO HALLARÍAS EL CUERPO: UN MENSAJE DEL DR. THOMASSON

 

Otro más que se va. El cáncer está ahí, detrás de cualquier cosa:

caminatas nocturnas por el campo, agua purificada.

Todo es una invitación a dejarlo entrar.
Pero la realidad es tan extraña que salir en su búsqueda significaría no

encontrarlo.

Como cuando buscamos el amor y en su lugar recibimos una cabeza de iguana

envuelta en papel dorado.

 

Hay que ir hacia él.

 

 

¿POR QUÉ LOS MEJORES PAISAJES SE VEN EN MEDIO DE LAS CATÁSTROFES?

 

Quiere decirnos algo. El azul llano significa aburrimiento.

Quizá también disgusto. Como cuando las visitas se quedan

por tiempo indefinido.

 

En cambio, la hermosa variedad de rojos

y violetas después de una explosión nuclear

es una manifestación de amor

o al menos de alegría.

 

 

LOS MÚSICOS NO SE AHOGARÁN CON NOSOTROS

 

El ginecólogo dijo

escucho dos corazones

dentro de su esposa

y mi cerebro se iluminó

al instante

como una medusa.

Imaginé tardes de futbol

y scrabble.

Cachorros

 helados, vacaciones en Disne…

No está embarazada

aclaró el doctor-dinero

tiene dos corazones

completamente saludables

 

 

un milagro de la vida.

 Luego nos felicitó y nos fuimos a casa.

 

 De camino la tristeza cuajó en mi pecho

como grasa fría.

 

 No nos iríamos juntos

 como la pareja de ancianos de Titanic.

Cuando uno de sus corazones muriera

dulce junto al mío

ella seguiría viva

 pensando en los años futuros.

—Luis Eduardo García

Déjanos un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*