El agua del sueño se lava con otra agua

 

 

Como el agua que fluye en sueños, como una materia que se presenta de una forma en las imágenes y las sensaciones que se nos aparecen mientras dormimos y que al trasladarse a la vigilia se muestran de otra; así, un poco, acontece cuando tratamos nombrar con las palabras  aquello que nos inquieta o colma; y nos queda esa sensación de errar, de no acertar y andar topándose con diques en la vereda. 

  Así en la vigilia como en la ensoñación fluimos cuando se puede y erramos, topamos contra la pared y buscamos otras salidas. Así esta disgresión sobre los sueños húmedos de este joven poeta michoacano, quien además nos comparte un poema sobre lo que las banderas blancas pueden y no pueden ser.

 

–Maricela Guerrero


Sueño

Los  sueños que más añoro son los meramente sensoriales. Qué tal el acantilado de la orilla de la cama, un detonante para el vértigo más vivido en la comodidad de tu casa. Los sueños que me han sido más placenteros son cuando me orino. Sí, sin afán de fetiche sexual. Lo que sucede dentro es oníricamente húmedo. Como regresar al vientre, imagino. El que más recuerdo es cuando llegué al Lago de Camécuaro caminando desde Zamora, un viaje breve siguiendo un río. Me quité las botas de cuero y me introduje al cuerpo de agua con todo y ropa. El agua era tan caliente que podría dormir flotando sin que importara alguna otra cosa. Realmente era lo que pasaba en el sueño. Dormía en el agua de mi cuerpo. La sorpresa fue cuando desperté. Una gran mancha oscurecida en las sabanas y el colchón. Recordé mi infancia y las innumerables veces que mi madre me reprendió por orinar la cama en las noches. Cuántas visitas a psicólogos del Seguro Social.

Ahora la entiendo, lavar todo después de un sueño es el golpe más cruel de la realidad. El agua se lava con otro tipo de agua.

 

¿QUÉ ES UNA BANDERA BLANCA? 

Mi hermana más pequeña

no sabe que las banderas blancas

son un símbolo internacional.

No sabe que a veces el color blanco

es considerado ausencia de color.

En occidente, el blanco es inocencia.

Ella dice que así son los angelitos.

No sabe que el color blanco

es luto en países asiáticos.

Me dice que esta sábana colgada

es un fantasma.

*

¿Para qué son las banderas blancas?,  pregunto.

Para colorearlas, responde.

*

Todos los fantasmas que buscas,

querida hermana,

vuelan sobre tu cabeza.

 

De Armisticio

 

Actualmente
 Escribo, tomo fotografías y bailo con mi aro, no sé si pueda haber otra cosa que me haga feliz (orinar la cama en las noches). Espero, ansiosamente, la publicación de mi segundo poemario para la mitad del 2021.  Estoy planteando ideas para una novela donde pueda convertir en Sirenos a mis personajes
 
Sueños futuros

Quisiera saber cómo me vería con escamas y fuego

 

Erik Moya (Zamora, Michoacán, 1994) Egresado de la Licenciatura en Lengua y Literaturas Hispánicas de la Facultad de Letras de la UMSNH. Autor del poemario Cruising Morelia (Instituto Zacatecano de Cultura/ Texere Editores, 2019). En 2018, obtuvo el Premio Nacional de Poesía LGBTTTI.

Déjanos un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*