El móvil del anhelo inconcluso: Frontera cuir, de Ingrid Bringas

Frontera Cuir es un poemario que aborda la situación migratoria y la vulnerabilidad de la comunidad LGBTQ+, personas que avanzan saltando barreras y delimitaciones geográficas, pero también filtros discriminatorios y cotos de violencia. Poemas de una dolorosa belleza en los que no hay miedo a enunciar el sufrimiento al que no volteamos a ver tan frecuentemente.

  Se dice que por mapuche, por marica, por quedarte en silencio, mujer sin ser mujer (se lee en uno de los poemas centrales del libro) Ingrid borda las historias con la prosodia de una observadora empática, lejos de las semblanzas efectistas o el mero folclore con que se nos retrata como grupo humano en los medios. Las representaciones nómadas de estas páginas se leen movidas por el anhelo de una vida mejor, de una forma de transcurrir lejos de la dureza de puños que ofrece el punto de origen.


De alguna manera, todos los integrantes de esta comunidad hemos tenido que desplazarnos a algún sitio para lograr un sueño, pero es que hay de trayectorias a trayectorias. Estos poemas siempre están en movimiento: versos que van a pie, momentos a lomo de wagoneta, vectores a corre y corre por la tecnología del maldito impulso policíaco. Caminar y caminar, otra vez.

   Las referencias bordean el lado extraliterario: la divina Madonna, los Valderramas, América (la banda de rock adulto, no el equipo de futbol adulto), Stonewall y sus travestis contestonas. Las páginas avanzan y levantamos la patita para no estorbar el cruising entre naciones, el devaneo entre carnes. Aunque terminemos uniéndonos al desmadre peripatético en clave de carne morena, porque nadie dijo que no se podía escribir perreando y llorando, porque estos personajes hacen poesía con los trozos de materia que tienen a la mano.

    Reacomodar los destinos siempre, unirse a una marcha movida por el anhelo. Frontera cuir se acuna de manera cálida y entrañable al retrato en movimiento. Nombra y reinaugura, acaricia y aprende. Enumera los rostros del dolor cotidiano y opera el mecanismo del encuentro para que puedan decirse. ♠

Antonio León es un poeta nacido en Ensenada, Baja California. Reside en Mexicali desde 2014, donde se desarrolla en distintos ámbitos de la promoción cultural universitaria. Es editor de poesía en la revista El Septentrión y autor de los libros Busque caballos negros en otra parte (pinosalados) :ríos, dentro de la colección Ojo de Agua, editada por CETYS Universidad y Consomé de Piraña, editado por Carruaje de pájaros y el Instituto Sinaloense de Cultura. En 2016 fue el ganador del Premio estatal de literatura (poesía) en Baja California, con el libro El Impala rojo. En 2018 fue becario del Programa de Estímulo a la Creación y Desarrollo Artístico en la categoría Creadores con trayectoria.

Déjanos un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*