Cuatro poemas de Luis Eduardo García 

 

EL MARAVILLOSO ACTO DE DESAPARICIÓN DE LOS HERMANOS WACHOWSKI

 

El señor Trapp amaba a la señora Méndez. 

La señora Méndez amaba al señor Trapp.

 

Ambos eran perseguidos por el banco. 

 

No dormían, pensando en retroexcavadoras. 

 

El banco lanzaba pulgas. El banco lanzaba estiércol. 

Pequeños huesos de animales se pudrían en el buzón.

 

Querían clausurar el cielo

(pero la señora Méndez tenía un plan).

 

Con sus últimos ahorros cambiaron de sexo.

 

 Todo es muy extraño y a la vez no.

 

El banco sufrió una embolia; sus perros se secaron.

El cielo siguió abierto. 

 

La señora Trapp amaba al señor Méndez. 

El señor Méndez amaba a la señora Trapp. 


 

VIRAL

 

Novia llega a su boda dentro de un ataúd.

Rescatan a perro que estuvo más de una hora conduciendo el auto de su dueño.

Anciana se enfrenta y derrota a una excavadora.

Niño daltónico se emociona al descubrir los colores.

Furioso pavo ataca y persigue a camión postal cada vez que entra en su 

               vecindario.

Vierte coca cola en profundo agujero y extraños peces emergen en segundos.

Buzo descubre rara burbuja en el fondo del océano y miles quedan asombrados. 

Familia de patos se salva de ser atropellada gracias a la inteligencia artificial de 

                un Tesla.

Graban a niños jugando a la cuerda con una serpiente muerta: el resultado 

deja sin palabras.

ANTI-GRANJA DEL NORTE

 

En ninguna parte

alguien viaja hacia ti. Ni furioso

ni alegre: no viaja. Se queda quieto

viendo una mancha en la pantalla. Abre una lata

de cerveza y da dos sorbos. Tres. Se duerme

pensando en alguien

(que no eres tú).


EN LA LIBRETA AZUL ME VEÍA MUCHO MÁS LINDO

 

El sueño es escribir un poema que sea como un pequeño bombardeo

interior sin hacernos parecer estúpidos

corazones de felpa. No, el sueño es escribir un poema que 

sea aceptado en los supermercados

a cambio de electrodomésticos. No, el sueño es 

escribir un poema que pueda ser exhibido

tras una línea de seguridad

en una galería de moda. No 

el sueño es escribir un poema que asfixie 

a todos los otros poemas y se quede con sus propiedades

por muy pequeñas que sean.


Fotografía de Susana Aparicio Lardiés

Luis Eduardo García (Guadalajara, 1984). Ha publicado, entre otros, los libros Bádminton (Libros Tadeys, 2018), Una extraña seta en el jardín (FCE, 2018) y Ader (Ediciones Liliputienses, 2021) Es miembro del Sistema Nacional de Creadores de Arte.

Déjanos un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*