Dos poemas de Enzia Verduchi

 

 

PALABRAS PARA UN DÍA DE CAMPO

Para Coral Bracho

 

No conocimos la experiencia de un mantel
a cuadros sobre la hierba, no presenciamos
la huida de un sombrero de paja con el viento.
Quizá segar el campo hubiera sido útil
como importante es para las mujeres
lavar la ropa juntas, contarse anécdotas
que jamás sucedieron.
No existió tiempo, el necesario,
para la contemplación.
Demasiados acres nos alejaron
de la ilusión posible, del paso
de la hormiga por la pierna.

 

 

 

RADIO DE ONDA CORTA

 

A oscuras mi padre sintonizaba la radio:
una pelea de box en japonés,
la crónica de un atentado en italiano
o la caída de un avión en ruso.
Aunque los periódicos al día siguiente
desmintieran sus versiones, él se entendía
con la frecuencia y la estática.
Fiel receptor de hechos incomprendidos
a lo largo del cuadrante, insomne
en las ondas de alguna estación.
Mientras, junto a él, mi madre
soñaba encontrar un interlocutor.

 

Fotografía de Colt Frank

Enzia Verduchi. Poeta y editora. Becaria del Centro Mexicano de Escritores en 1992. Premio Nacional de Cuento Efraín Huerta en 1992. Becaria del Fondo Nacional para la Cultura y las Artes y miembro del Sistema Nacional de Creadores de Arte. Ha colaborado en distintas revistas y suplementos culturales nacionales e internacionales. Ha publicado los libros de poesía: Cartas de usurpación (UNAM, 1992), El bosque de la hormiga (Ediciones Sin Nombre, 2002), Groenlandia (Parentalia, 2018) y Nanof (Vaso Roto Ediciones, 2019). Sus poemas han sido traducidos al inglés, francés, italiano, hindi, portugués y polaco.

Déjanos un comentario

Conectado como wadmin. Desconectarse?